loader image

Educar es todo

Muchos libros que has leído hablan de bullying, pero no te has dado cuenta

SÚMATE A LA COMUNIDAD

Y recibirás semanalmente en tu correo nuestra Neswletter “Buenas ideas educativas”.

Ha llegado a nuestras manos “Por ti y por todos tus compañeros” (Editorial CCS) un libro de relatos y actividades sobre el acoso escolar. Son nueve relatos creados por otros tantos narradores que participaron gracias al trabajo apasionado de David Poves -“Proyecto Navegantes”- en su lucha por sensibilizar y prevenir el bullying y así conseguir que los niños, jóvenes puedan convivir siendo respetados por sus compañeros.

El libro se inicia con un prólogo de Santiago Posteguillo que nos recuerda que la historia de la literatura ha estado pendiente del acoso entre adolescentes o niños, aunque no llevara entonces el nombre con el que hoy identificamos ese mal.

Posteguillo nos invita a volver sobre nuestras lecturas infantiles, recordando la historia de “El Patito Feo” de Hans Christian Andersen (1843) en el que el hermano diferente es acosado por el mero hecho de no ser como los demás. “La Cenicienta”, de los Hermanos Grimm, en el que una joven es acosada por sus hermanastras por su condición de desheredada, de pobre.

El autor de “Yo Julia”, entre otros muchos libros, dice que “no debiera sorprendernos que en los cuentos más tradicionales pensados para niños como los de “El Patito Feo” o “La Cenicienta” el asunto del acoso escolar ya estuviera reflejado. Solo que cerramos los ojos y olvidamos”.

El repaso continua con la mención a Roald Dahl, el autor de “Charlie y la fábrica de chocolate” – que recientemente fue de nuevo noticia por su antisemitismo – que en su autobiografía menciona pasajes de acoso escolar en su infancia y adolescencia. Nos lleva a Dickens y su cuento de Navidad en el que el malvado Scrooge pasó de ser maltratado a ser maltratador, sintiendo un gran desprecio por los demás, similar al que él había recibido en el colegio.

Para Posteguillo “Metamorfosis” de Kafka es una metáfora sobre cómo aislamos al diferente a través del personaje de Gregorio Samsa convertido en un horrible insecto. En “El Quijote” observa la presencia del espectador del acoso, aquellos que observan inmóviles, sin actuar a sabiendas que lo que están observando -una cruel paliza- está mal. Igual que en nuestros colegios y con nuestros niños y jóvenes.

Las propuestas literarias en las que el acoso escolar es protagonista continúan con “La ciudad y los Perros” de Vargas Llosa, “Sin destino” de Imre Kertesz, “Carrie” de Stephen King… hasta llegar a otra colosal novela que fue criticada, por exagerada, en su día: “El señor de las moscas”, del Nobel William Golding. La violencia sin límite es la protagonista de una obra que tiene como escenario una isla habitada por adolescentes.

Añado a “Demian”, de Herman Hesse -otro Premio Nobel- a esta lista. El protagonista, Sinclair, narra su angustia al ser víctima del acoso por parte de Franz Kroomer -su compañero de colegio- que, como buen acosador, advirtió su debilidad y le hizo cometer actos que jamás hubiera hecho si no hubiera sido víctima del acoso. La tristeza, la mentira a los padres, la incapacidad de contarle a nadie el drama de lo que te sucede… son también protagonistas de este libro.

Uno de cada cinco niños sufre acoso escolar en España. Solo uno de cada siete niños (el 15%)  se atreve a decirle a sus padres o profesores lo que están sufriendo. Casi todos los españoles (el 94%) pensamos que el bullying es un tema en el que todo el mundo debería involucrarse (datos del estudio Dilo todo contra el bullying de Totto y Gestionando hijos).

La literatura nos invita a la reflexión, los datos nos obligan a la acción inmediata.

Leo Farache

Leo Farache

Director de Educar es Todo.
+ INFO
CADA LUNES Y JUEVES DEL 10 MAYO AL 10 DE JUNIO DE 22:00h A 23:00h

Hazte miembro deEDUCAR ES TODO
premium

POR SOLO
1,50€AL MES

Iniciar sesión
Contraseña olvidada
Introduce tu nombre de usuario o correo electrónico y te enviaremos las instrucciones para cambiar tu contraseña a tu correo electrónico.