loader image

Educar es todo

Herencia 1.4

7 herencias que puedes dejar a tus hijos

Descúbrelas respondiendo a esta pequeña encuesta:
 

NUEVO CURSO

Educación sexual desde la familia

Lara Avargues

Descubre las respuestas a algunas de tus preguntas:
¿Cuándo es el mejor momento para hablar de educación sexual?
¿Cómo conseguir que tu hija o hijo acepte su cuerpo tal y como es?
¿Cómo gestionar todas esas situaciones incómodas que están relacionadas con su sexualidad?

EXCLUSIVO PREMIUM

Frases prohibidas: “Disfruta ahora, luego solo traen problemas”

Seguro que habéis escuchado esta frase tremendista alguna vez cuando paseabais con vuestro bebé. La historia de Laura nos muestra cómo dejar de quejarse de problemas y pensar mejor en retos.
Herencia 1.4

7 herencias que puedes dejar a tus hijos

Descúbrelas respondiendo a esta pequeña encuesta:
 

Seguro que os suena esta frase típica que suelta alguien cuando vas paseando con tu gracioso bebé por la calle. U otra del estilo: “Ahora dan ganas de comértelo, dentro de unos años te arrepentirás de no habértelo comido”. En todo caso, con este tipo de expresiones, parece que lo que nos quieren decir es que cuando los bebés dejan de serlo, nuestros hijos se convierten en problemas andantes y, sobre todo, que ya no disfrutas de ellos. Una visión un poco triste y tremendista, ¿no os parece?

Laura va paseando feliz con su bebé de seis meses, David, que está muy divertido. No para de sonreír, de abrir los ojos como platos con cualquier canción o frase y además está aprendiendo a moverse por la casa. Ya le ha comentado alguna conocida, en tono guasón, que “ahora es cuando empiezan los problemas. Y es cierto que han tenido que hacer una replanificación de cables, objetos de cristal y otras cosas peligrosas, pero Laura, de natural optimista, no ve en esto un problema, le encanta ver cómo su hijo avanza e incorpora habilidades a su pequeño repertorio. Iba ella tan feliz, pensando en todo esto y haciendo monerías al niño cuando de repente se le acerca una vecina con su hijo de 8 años, Edu, y le dice:

-Sí, sí, tú sonríe ahora y disfrútalo mucho, porque luego solo te traen problemas: que si no quiero hacer los deberes, que si peleas por todo, que si malas notas, como la que acaba de sacar Edu, que si peleas con los amigos…

El hijo de la vecina se ha quedado atrás, cabizbajo. Sin duda ha entendido que él es el problema. Laura se siente mal por el niño y además, como ya hemos dicho, es bastante optimista, así que le dice a su vecina:

Bueno, ya sabemos que educar no es fácil. Pero tiene la pinta de ser muy divertido. A mí, desde luego me apetece ese reto- Y haciendo un guiño al niño de la vecina, añade- Porque no sé si lo sabes, Edu, pero nos enseñáis mucho.

La madre de Edu se aleja, quizá debatiendo internamente si tener en cuenta las palabras de la vecina o tomarla, como ha hecho hasta ahora, por una loca que no tiene ni idea de lo dura que es la vida. Edu, por su parte, ya no está cabizbajo y ha regalado una amplia sonrisa a Laura.

El truco de cambiar la palabra problema por la palabra reto aparece en el libro Entrénalo para la vida, de Cristina Gutiérrez Lestón, que estará con nosotros en Barcelona el 7 de mayo. Y nos dice que al hablar de problemas nos ponemos alerta y lo interpretamos de la peor manera posible, nos envuelve un aura de negatividad y de queja que no lleva a ninguna parte. Al cambiar la palabra problema por la palabra reto, dejamos atrás el pensamiento negativo y nos ponemos en acción, a buscar un plan para superar este reto. “Probad a cambiar la palabra ‘problema’ por la de ‘reto’ en casa. Veréis qué cambio. Es un truco infalible para que el hogar sea más positivo y esté orientado a la acción”. En Gestionando Hijos, como sabéis, hace tiempo que lo hemos hecho al hablar de nuestros 10 retos educativos. 

¿Qué os parece? ¿Os apuntáis a practicar este truco de magia?

NUEVO CURSO

Educación sexual desde la familia

Lara Avargues

Descubre las respuestas a algunas de tus preguntas:
¿Cuándo es el mejor momento para hablar de educación sexual?
¿Cómo conseguir que tu hija o hijo acepte su cuerpo tal y como es?
¿Cómo gestionar todas esas situaciones incómodas que están relacionadas con su sexualidad?

EXCLUSIVO PREMIUM

Hazte miembro deEDUCAR ES TODO
premium

POR SOLO
1,50€AL MES

Iniciar sesión
Contraseña olvidada
Introduce tu nombre de usuario o correo electrónico y te enviaremos las instrucciones para cambiar tu contraseña a tu correo electrónico.