loader image

Educar es todo

Herencia 1.4

7 herencias que puedes dejar a tus hijos

Descúbrelas respondiendo a esta pequeña encuesta:
 

NUEVO EBOOK

Todo lo que necesitas saber para evitar que tus hijos e hijas desarrollen adicciones

Descubre:

La importancia de cubrir sus necesidades.

Qué es el apego y qué tiene que ver con las adicciones.

Cómo podemos ayudar a nuestros hijos a evitar las adicciones.

Frases prohibidas: “¡Eres un desastre!”

Iniciamos una nueva serie en nuestra web con historias sobre muchas frases prohibidas que "nos salen" y de cuyos efectos en la educación de nuestros hijos no nos damos cuenta. No queremos alimentar la culpa, sino invitar a la reflexión.
Herencia 1.4

7 herencias que puedes dejar a tus hijos

Descúbrelas respondiendo a esta pequeña encuesta:
 

Iniciamos una nueva serie en nuestra web con historias sobre muchas frases prohibidas que “nos salen”, porque a menudo vamos con el piloto automático y no nos damos cuenta de los efectos que una frase desafortunada pueden tener. Nuestro objetivo no es alimentar la culpa, ese compañero que muchas veces nos acompaña en la educación de nuestros hijos e hijas, sino tomar conciencia de lo que encierran estas frases y buscar alternativas que fomenten el respeto, la empatía, la conexión y la colaboración de nuestros hijos. Estaremos encantados y encantadas de recibir vuestras frases prohibidas. Escribidnos a autores(arroba)gestionandohijos(punto)com.

Sara y Rafael ha pedido a su hijo de 5 años Daniel que ordene su cuarto de mil maneras diferentes. Ocurre que muy a menudo su hijo no encuentra los juguetes y pregunta cada dos por tres dónde está un juguete que el día anterior paseó por el parque y por toda la casa. Es frecuente que muchos juguetes no aparezcan a pesar de buscarlo removiendo toda la casa. A Sara esta situación le desespera y se pone muchas veces muy nerviosa. Sara y Rafael han comprado muebles con cajones de plástico en los que han puesto etiquetas para que Daniel guarde sus juguetes con orden, han ordenado con él, han amenazado a su hijo con tirar todos los juguetes que queden desperdigados por el suelo por las noches, le han explicado a Daniel que si no pone orden en sus juguetes podrá perderlos, han llevado al parque una mochilita para guardar los juguetes que Daniel les pide que guarden… y, (muy comprensible) un poco desquiciados y hartos, han soltado la frase prohibida: “¡Eres un desastre!”.

Si nos ponemos en el lugar de Daniel, reconoceremos que esta frase puede hacer bastante daño, porque no deja alternativas ni lugar a la discusión (“eres”, y encima lo dicen los padres, que son los principales responsables de ayudar al niño o niña a conformar su autoimagen), establecen una etiqueta muy negativa y, por mucho que pensemos que esta frase podría ayudar a nuestro hijo a tomar conciencia de un problema y ponerle solución, esta expresión no es en absoluto educativa.

Como señala Steve Biddulph en El secreto del niño feliz“la mente de un niño está llena de preguntas. Quizá la más importante sea “¿Quién soy?”. Este tipo de preguntas son de auto-definición o identidad y sobre ellas basamos nuestra vida de adultos. Por esta razón, la mente del niño se ve notablemente afectada por las frases que comienzan con las palabras: “Tú eres”. Sea “Tú eres un vago” 0 “Eres genial”, estas frases de la gente “grande” importante se quedarán en el inconsciente del niño”. De este modo, nuestro Daniel se quedará con una autoimagen de que es un desastre, no le habremos brindado herramientas para, podemos llamarlo, deshacer esta profecía.

Sí, pero Daniel sigue sin ordenar. ¿Qué podemos hacer? Tal como nos contó Cristina García, de Edúkame, en el taller de la paciencia, deberíamos “retirar los mensajes negativos” sobre nuestros hijos que nos acompañan cuando perdemos la paciencia. Otra idea es expresar de manera asertiva cómo nos sentimos al ver sus juguetes desordenados o perdidos porque no están organizados. También podríamos establecer estrategias para ayudar a Daniel a tener sus juguetes ordenados e incluso dejar que Daniel experimente las consecuencias del desorden (no encuentra sus juguetes), sin necesidad de dar sermones ni, por supuesto, humillar o descalificar.

Imagen: Alex y Rachel Johnson. The kids can make a mess in a second. Fuente: Flickr.

 

NUEVO EBOOK

Todo lo que necesitas saber para evitar que tus hijos e hijas desarrollen adicciones

Descubre:

La importancia de cubrir sus necesidades.

Qué es el apego y qué tiene que ver con las adicciones.

Cómo podemos ayudar a nuestros hijos a evitar las adicciones.

Hazte miembro deEDUCAR ES TODO
premium

POR SOLO
1,50€AL MES

Iniciar sesión
Contraseña olvidada
Introduce tu nombre de usuario o correo electrónico y te enviaremos las instrucciones para cambiar tu contraseña a tu correo electrónico.