loader image

Educar es todo

Herencia 1.4

7 herencias que puedes dejar a tus hijos

Descúbrelas respondiendo a esta pequeña encuesta:
 

NUEVO CURSO

Educación sexual desde la familia

Lara Avargues

Descubre las respuestas a algunas de tus preguntas:
¿Cuándo es el mejor momento para hablar de educación sexual?
¿Cómo conseguir que tu hija o hijo acepte su cuerpo tal y como es?
¿Cómo gestionar todas esas situaciones incómodas que están relacionadas con su sexualidad?

EXCLUSIVO PREMIUM

Nuestros últimos articulos

La estrategia del detective Colombo

En lugar de enzarzarse en discusiones sobre la verdad, si preguntamos con curiosidad, sin juicios, como el detective Colombo, irá aflorando la verdad.
Herencia 1.4

7 herencias que puedes dejar a tus hijos

Descúbrelas respondiendo a esta pequeña encuesta:
 

¿Os acordáis del detective Colombo? ¿Aquel desaliñado detective que parecía despistado y se rascaba la cabeza haciendo múltiples preguntas a todos los sospechosos como si tal cosa, aparentando verdaderas dificultades para comprender…? No adoptaba una postura amenazadora llena de juicios o prejuicios. Todo lo contrario, preguntaba con verdadera curiosidad y sin apego a su historia preconcebida. Señalaba sin juicio contradicciones en los relatos de los testigos y hacía que le explicaran lo que resultaba obvio, obteniendo información crucial para la resolución de los casos.

Pues bien, esta estrategia de interrogatorio puede convertirse en un truco sencillo para obtener información efectiva cuando los pequeños se enzarzan en una batalla campal. Una vez más calmados, probablemente, uno de ellos nos dirá que el otro le ha pegado sin motivo alguno. Nosotros podemos preguntar: ¿Quieres decir que estabas tan tranquilo y sencillamente vino y te pegó? Vaya, que extraño (aquí hemos de poner nuestras dotes teatrales en práctica). ¿Dónde estabas? Enséñamelo. Ah! Bien…y de ¿Dónde vino él? ¿De ahí? ¿O de allá? ¿Le dijiste algo antes de que te pegara?… Con preguntas semejantes, sin juicios y con curiosidad, sin desafiar directamente las afirmaciones de tu hijo (“mentira, seguro que antes le has quitado algo, ¡lo sabré yo!”) irán saliendo a flote posibles contradicciones y poco a poco la verdad va aflorando. Con este especie de rodeo y suave insistencia la verdad suele salir porque el niño siente que decirla es seguro. Además, la naturaleza opositora de los niños también les lleva a querer demostrar a papá o mamá “que parece tonto de remate” lo que realmente “no sabe”. Y, al fin y al cabo saber lo que ha sucedido es lo que nos importa para conocerlos, saber lo que les pasa y orientarlos hacia una conducta más apropiada y, así, prevenir conflictos más adelante.

 

NUEVO CURSO

Educación sexual desde la familia

Lara Avargues

Descubre las respuestas a algunas de tus preguntas:
¿Cuándo es el mejor momento para hablar de educación sexual?
¿Cómo conseguir que tu hija o hijo acepte su cuerpo tal y como es?
¿Cómo gestionar todas esas situaciones incómodas que están relacionadas con su sexualidad?

EXCLUSIVO PREMIUM

Hazte miembro deEDUCAR ES TODO
premium

POR SOLO
1,50€AL MES

Iniciar sesión
Contraseña olvidada
Introduce tu nombre de usuario o correo electrónico y te enviaremos las instrucciones para cambiar tu contraseña a tu correo electrónico.