Las 3 pandemias de la infancia: obesidad, tecnología y falta de descanso

En un momento en el que un virus (COVID-19) ha puesto el mundo patas arriba provocando millones de muertes en todo el mundo, los científicos, médicos y personal sanitario continúan alertando de la dimensión de otro tipo de enfermedades: las enfermedades no transmisibles. 

Las enfermedades no transmisibles son aquellas que tienen su origen, en gran parte, en nuestros hábitos de vida. 

Para que nos hagamos una idea de la magnitud, la Organización Mundial de la salud cataloga la obesidad como una pandemia de tipo no infeccioso, es decir, no es una pandemia de tipo contagioso, como la producida por el COVID-19, pero es una pandemia, pues provoca cada año en el mundo 2,8 millones de muertes.

 

 Las 3 pandemias de la infancia

Para el pediatra especialista en trastornos del sueño Gonzalo Pin, nuestros pequeños son víctimas de tres pandemias en la actualidad, además de la producida por el Covid. Estas tres pandemias son: 

  • Déficit crónico de sueño. Tenemos más de un 24% de niños que duermen menos de lo que necesitan.
    • Sobrepeso y obesidad. “A pesar de ser uno de los países creadores de la dieta mediterránea, somos campeones en obesidad y sobrepeso en la infancia”, nos dice Pin. Lo cierto es que los datos son alarmantes: el 40% de los niños entre 6 y 9 años tienen sobrepeso u obesidad.
  • Mal uso y abuso de la tecnología. Los jóvenes pasan una media de más de un tercio del año en línea, concretamente 136,5 días al año. En España, el 72,7 % de los niños menores de 12 años tienen un móvil. según datos del estudio El impacto de las pantallas en la vida familiar, realizado por Empantallados.

“Estas tres pandemias están muy relacionadas. Un déficit crónico de sueño favorece la obesidad. Y, por otro lado, el abuso o mal uso de la tecnología, favorece una vida sedentaria. Es decir, son tres pandemias que se retroalimentan”. 

 

Cómo afecta el ‘vamping’ al descanso de nuestros hijos

El vocablo vamping tiene su origen en la mezcla de dos términos ingleses, vampire (vampiro) y texting (acción de teclear mensajes de texto), y hace referencia al fenómeno por el cual las personas, generalmente adolescentes, utilizan aparatos electrónicos, como móviles, durante la noche, reduciendo las horas necesarias de sueño.

“Nuestros hijos reducen las horas de sueño porque en lugar de dormirse, consultan el móvil, pero es que la luz de los dispositivos le manda una señal a su cerebro diciendo que hay luz, que es de día, que tiene que activarse, lo que va a hacer que, cuando quiera dormirse, le vaya a costar más”, nos alerta Pin.

Además, insiste Pin: “lo que afecta al descanso de nuestros hijos no es solo el hecho de que por usar tecnología hasta tarde reduzcan sus horas de sueño, sino que la mera presencia de tecnología en la habitación disminuye la calidad del mismo”.

El consejo de Pin es claro: “el móvil debe quedarse fuera de la habitación. Lo dejamos todos en el salón o en el pasillo cargando”.

 

El ejemplo, la mejor forma de prevenir estas pandemias

Gonzalo Pin nos da unos consejos para evitar que nuestros hijos se vean afectados por alguna de estas tres pandemias:

  • Buen desayuno, sentados y en una habitación luminosa. A ser posible con frutos secos, que tienen triptófano y nos van a permitir despejarnos.
  • Ir andando al colegio. Y, si no es posible, aparcar el coche tres calles más abajo. De esta forma, irán eliminando los neurotransmisores que les dicen que es hora de dormir y van activando los que les dicen que es momento de vivir.
  • Adelantar los horarios, algo que en España es complicado, pero tenemos que intentarlo. 
  • En desayunos, comidas y cenas, nada de tecnología. Aprovechar para socializar, hablar en familia.
  • Aunque nos preocupamos por apuntar a nuestros hijos a actividades deportivas, el resto del día, nuestros hijos realizan actividades sedentarias. Intentar revertir la situación.
  • Utilizar las horas previas a dormir para desactivarnos. ¿Cómo? Leyendo, hablando tranquilamente, bajando la intensidad de la luz…
  • El ejemplo. Al contrario de lo que ocurre con el Covid, estas tres pandemias son prevenibles. “La educación y las familias juegan un papel fundamental. Los niños aprenden por modelo, debemos ser buen ejemplo”. 
Picture of Lara Fernández

Lara Fernández

Periodista especializada en Educación y maestra de Educación infantil

Añade aquí tu texto de cabecera

Añade aquí tu texto de cabecera