loader image

Educar es todo

Herencia 1.4

7 herencias que puedes dejar a tus hijos

Descúbrelas respondiendo a esta pequeña encuesta:
 

NUEVO CURSO

Educación sexual desde la familia

Lara Avargues

Descubre las respuestas a algunas de tus preguntas:
¿Cuándo es el mejor momento para hablar de educación sexual?
¿Cómo conseguir que tu hija o hijo acepte su cuerpo tal y como es?
¿Cómo gestionar todas esas situaciones incómodas que están relacionadas con su sexualidad?

EXCLUSIVO PREMIUM

Los cuatro principios fundamentales del buen educador y del buen jefe

Pierre Pirard, antiguo CEO de grandes empresas y ahora profesor, nos brinda cuatro grandes principios que debemos tener en cuenta para educar y liderar mejor.
Herencia 1.4

7 herencias que puedes dejar a tus hijos

Descúbrelas respondiendo a esta pequeña encuesta:
 

En Gestionando Hijos nos gusta mucho comprobar que ser buen educador (padre o profesor) y ser buen líder de equipos (en el mundo de la empresa) tienen muchos puntos en común. En esta ocasión, hablamos de cuatro principios muy importantes de la mano de Pierre Pirard, antiguo CEO de grandes empresas y ahora profesor, fundador de la organización Teach for All (Enseñar para Todos) en Bélgica que combate la desigualdad social con un programa de liderazgo desde las aulas.

 

Pierre cuenta en esta charla TED (en inglés) que hasta sus 45 años de edad era CEO de grandes empresas, se ocupaba de gestionar compañías y le iba muy bien. Intentaba aplicar cuatro principios para aumentar los beneficios y gestionar mejor las empresas. Los buenos gestores de empresas:

  • Creen que su equipo puede alcanzar sus logros
  • Establecen objetivos, tienen una visión.
  • Se aseguran de que ese objetivo o esa visión se convierta en una prioridad para el equipo todos los días.
  • Planifican con cuidado y conciencia para asegurarse de que se alcanza este objetivo.

Al cumplir 45 años, vivió lo que se llama “crisis de la mitad de la vida” (“midlife crisis”), en la que se preguntó si tenía sentido seguir con el mismo camino que había recorrido hasta ahora o si prefería cambiar de vida. Y decidió dejar su mundo de grandes empresas para convertirse en profesor. Empezó a enseñar a chicos y niños de entornos desfavorecidos de Bélgica y le pareció muy difícil motivarles. Quería aprender de sus colegas y cuenta que vio dos grandes tipos de profesores: aquellos que no conseguían grandes cosas de sus alumnos y aquellos que conseguían grandes cosas. Cuando preguntaba a los primeros cómo podía motivar y enseñar a sus alumnos, estos se mostraban resignados. Cuando se lo preguntó a los segundos, recibió de una profesora, dice, la lección de su vida. Esta colega le dijo que si de verdad quería motivar a sus alumnos y alumnas debía tener en cuenta cuatro principios:

  • Creer en los alumnos, en que pueden alcanzar grandes cosas, y asegurarse de que sus alumnos y alumnas saben que el profesor lo cree de verdad.
  • Fijarse un objetivo ambicioso, significativo para sus estudiantes
  • Convertir este objetivo en la prioridad de los estudiantes y de sus familias.
  • Planificar con propósito

Pierre concluye que ser buen CEO de empresas y buen profesor se parecen mucho porque necesita un fuerte liderazgo y el liderazgo se basa en esos cuatro principios.

Actualmente Pierre es fundador de la rama belga de la organización Teach for All, que apuesta por que la educación reduzca la desigualdad social, para lo que defiende implicar a profesores y alumnos y promover un modelo de liderazgo que desafíe la inequidad. Es autor del libro Vous n’êtes pas des élèves de merde! (No sois alumnos de mierda) en el que cuenta el primer año de su experiencia como profesor en barrios marginales.

En Gestionando Hijos creemos que los cuatro principios de los que habla Pierre son también del máximo interés para educar a nuestros hijos: es muy importante creer en que ellos son capaces de grandes logros (y debemos hacérselo saber), es positivo fijar objetivos en nuestra educación (por ejemplo, enseñarles a ser autónomos, o potenciar su asertividad y su inteligencia emocional, o fomentar su compromiso social), es interesante convertir el objetivo que hayamos elegido en una prioridad y planificar con propósito. ¿No van de eso precisamente nuestros retos educativos?

¿Qué os parece?

NUEVO CURSO

Educación sexual desde la familia

Lara Avargues

Descubre las respuestas a algunas de tus preguntas:
¿Cuándo es el mejor momento para hablar de educación sexual?
¿Cómo conseguir que tu hija o hijo acepte su cuerpo tal y como es?
¿Cómo gestionar todas esas situaciones incómodas que están relacionadas con su sexualidad?

EXCLUSIVO PREMIUM

Hazte miembro deEDUCAR ES TODO
premium

POR SOLO
1,50€AL MES

Iniciar sesión
Contraseña olvidada
Introduce tu nombre de usuario o correo electrónico y te enviaremos las instrucciones para cambiar tu contraseña a tu correo electrónico.