Educar es todo

TE RECOMENDAMOS

EVENTO

Las Palmas de Gran Canaria

6 expertos se subirán al escenario del Teatro Cuyás para inspirarnos con sus ideas educativas.

CURSO

Mª Jesús Álava, Helena López Casares, Borja Vilaseca, Antonio Ortuño, Félix Muñoz, Heike Freire, Gregorio Luri

EVENTO

Las Palmas de Gran Canaria

6 expertos se subirán al escenario del Teatro Cuyás para inspirarnos con sus ideas educativas.

Olga Castanyer: “Si un niño es asertivo detectará más fácilmente el bullying y no lo dejará pasar’

EVENTO

Las Palmas de Gran Canaria

6 expertos se subirán al escenario del Teatro Cuyás para inspirarnos con sus ideas educativas.

¿Sabías que el ser humano está programado de manera natural para ser resiliente y asertivo? Es justo la tesis que defiende la psicóloga clínica Olga Castanyer, que acaba de publicar ‘Ni agresivos ni sumisos’, una suerte de manual de instrucciones para que los padres comprendan a sus hijos y les eduquen en la asertividad y el respeto. A través de una pandilla de cuatro amigos, esta experta en asertividad y autoestima analiza una situación de abuso en la escuela. “Estamos programados para tener buena autoestima, velar por nosotros y respetar a los demás, pero es precisamente el ser humano el que interviene negativamente en ese desarrollo y puede hacer que un niño se desarrolle con baja autoestima“, nos comenta durante nuestra conversación, en la que desvela la forma más adecuada de atajar el bullying o acoso escolar.

 

No estamos acostumbrados a ser asertivos hoy en día, parece que se confunde ser asertivo con ser borde…

Claro. Es que primero tenemos que tener claro lo que es la asertividad. Es el respeto por uno mismo, lo cual significa ser capaz de escucharse cuando uno siente algún tipo de malestar o algo le chirría. Por otro lado, es ser capaz de autoafirmarse, y ahí entran los gustos, intereses y valores frente a los demás.

Pero la segunda pata también es importantísima: respetar al otro. Por eso es incompatible con ser borde, porque es tener en cuenta que tiene los mismos derechos que yo, aunque tenga distintas opiniones. Cuando uno no es asertivo es dependiente de la opinión de los demás, del rechazo, del despido, de la marginación… Lo primero que habría que hacer es minimizar esos miedos, darse una prioridad a uno mismo, mientras respete a los demás y no haga daño yo voy primero. Nadie va a hablar por ti por muy amable que seas, nadie va a tener especial cuidado contigo. Hablamos de una forma de autocuidado y de fomentar la autoestima.

 

Cómo puede ayudarnos en la construcción de la autoestima?

En realidad es justo al revés. Primero hay que construir la autoestima de nuestros hijos. Y poco a poco ya vamos introduciendo fórmulas asertivas. Son dos cosas que van de la mano, paralelas. Lo importante es que se sientan seguros y conectados y enseñarles a regularse emocionalmente. A nivel de autoestima es tener claro que los niños necesitan tres cosas: seguridad, conexión y regulación emocional. Pensemos que el niño lo que necesita es sentirse sentido. Y para ello es importante que como padres veamos al niño como lo que es, verle a él realmente, no verlo a través de nuestro filtro.

El niño lo que necesita es sentirse sentido. Nada más. La sobreprotección es igual de dañina que un maltrato.

Qué pautas podemos seguir los padres para criar en la asertividad?

En el libro hay un capítulo concreto dedicado a la autoexploración de los padres, para ver qué transmitimos y qué miedos contagiamos a nuestros hijos, o qué expectativas. Al niño le cargamos una mochila que es nuestra. Por eso la primera pauta no es tanto la terapia, sino revisar con qué le estamos cargando al niño que no tiene que ver con su personalidad.

Después hay que liberarse de prejuicios o al menos no cargáselos a ellos. Porque los padres siempre tenemos miedo de si me va a torear o se me va a subir a la chepa… pero es que los niños no quieren eso, solo quieren vínculo con nosotros. Por eso dentro de la regulación emocional y conductual hay que enseñarle a poner límites, ponerles límites a ellos. La sobreprotección es igual que dañina que un maltrato. Ponerles límites para enseñarles a ponérselos a los demás.

¿Y si nosotros no sabemos ser asertivos?

Por otro lado, si como padres no somos asertivos nos va a costar inculcárselo, pero podemos predicar con el ejemplo aunque vean q nos cuesta, e intentar tener conductas asertivas. Hay que mirar si pecamos de sumisión o agresividad, verbalizarle que estamos intentándolo. Decirle ‘no logré hacerlo, qué crees que podía haber hecho’, y hacer de ejemplo para que vean que estamos trabajando ese tema y que podemos equivocarnos y podemos arreglarlo. Les estamos ofreciendo modelos para que sepan que pueden ser así ellos también.

Es importante tener una actitud asertiva cotidiana, hacer sentir al niño que tiene sus gustos que son suyos y no se los imponemos, que son sus valores, sus intereses aunque no se le den bien y dejarle elegir si se puede. Si es muy pequeño le damos a elegir entre el jersey rojo o azul, por ejemplo. Y cuando van siendo más mayores complejizamos sus elecciones.

Los niños solo necesitan tres cosas: seguridad, conexión y regulación emocional y en ocasiones le cargamos una mochila que es, en realidad, nuestra

¿Enseñar asertividad es un primer paso para evitar el bullying?

Claro que es un primer paso. Es más, conozco ejemplos concretos de niños asertivos que la primera vez que se metieron con ellos respondieron asertivamente y se acabó el posible bullying. Todo tipo de acoso empieza suavemente porque la persona aparentemente lo deja pasar y no se da cuenta de esas pequeñas burlas y abusos. Pero el niño que es asertivo sabe escucharse a sí mismo y cuando algo le siente mal o cuando se metan con él lo detectará y no lo dejará pasar. Sabrá responder y si no sabe responder se lo contará a mamá o papá, que le ayudarán.

 

La asignatura pendiente es la educación emocional para crear niños resilientes. ¿Por dónde empezamos?

En el fondo es muy sencillo, los niños resilientes son niños que saben pasarlo mal y de ese malestar construyen algo a partir de él, aunque sea tener recursos para la siguiente vez. Es eso, permitir que expresen cuando lo pasan mal, ya sea por frustración, dolor, enfado…

Nosotros tenemos que validarlo, darles apoyo incondicional aunque estén enfadados con nosotros, transmitirles que les seguimos queriendo. Sé es difícil. Y luego si les regañamos centrarnos en la conducta que ha hecho mal, no en el ser, no decirles ‘eres imposible, mira tu hermano qué bueno’… Todo eso es meternos con su ser, si nos enfadamos mucho porque por ejemplo te ha roto un jarrón hay que centrarse en la conducta y decirle que le sigues queriendo, que él o ella es muy valioso o valiosa.

Conozco niños asertivos que la primera vez que se metieron con ellos respondieron asertivamente y se acabó el ‘bullying’. El acoso empieza suavemente porque el niño lo deja pasar y no se da cuenta del abuso.

Y la frustración, que es un sentimiento complicado de gestionar para adultos y niños, ¿cómo la encajamos aquí?

Ahí en el libro doy pautas porque es casi lo más importante. Gestionarla es clave. En primer lugar hay permitirla porque parece que le tengamos miedo y de que con tal de que no se frustre acabamos dándole mil cosas. El niño tiene que aprender y nosotros atenderla, dejarle expresar emociones y no buscarle la solución inmediatamente, que se permita y que vea que no pasa nada por llorar o patalear. Estar con él y transmitirle que estamos con él aunque esté mal y que es correcto sentirse así. Ya sea porque no le hayan invitado a un cumpleaños o porque no se puede quedar hasta las once de la noche viendo de la televisión.

Poco a poco le vamos poniendo palabras, es muy importante que no se quede dentro. Y si acaso ayudarle a encontrar una solución a esa sensación de frustración, pero que sea el niño y no nosotros los que le digamos lo que tiene que hacer. Si la frustración es por algo que hemos provocado nosotros tenemos que explicárselo y le podemos decir que entendemos que se sienta mal, que nosotros también nos sentiríamos mal igual, pero que tiene que irse a la cama y no se puede quedar viendo la televisión hasta las once de la noche.

Si te interesa ahondar en la asertividad y cómo esta puede prevenir el bullying y no quieres caer en la sobreprotección con tus hijos, entra en nuestra comunidad y accede a nuestros cursos. 

Tenemos los 25 cursos más prácticos de educación creados en exclusiva para EDUCAR ES TODO por grandes expertos. Puedes acceder a todos los cursos por 18€/año.

Hoy seremos nosotros quienes te demos las gracias por confiar en nuestro trabajo. Mañana serán tus hijos quienes te agradezcan haberte formado en tu labor educativa y haber pensado en ell@s.

Suscríbete

CURSO

Mª Jesús Álava, Helena López Casares, Borja Vilaseca, Antonio Ortuño, Félix Muñoz, Heike Freire, Gregorio Luri

EVENTO

Las Palmas de Gran Canaria

6 expertos se subirán al escenario del Teatro Cuyás para inspirarnos con sus ideas educativas.

Hazte miembro deEDUCAR ES TODO
premium

POR SOLO
18,00€AL AÑO

Iniciar sesión
Contraseña olvidada
Introduce tu nombre de usuario o correo electrónico y te enviaremos las instrucciones para cambiar tu contraseña a tu correo electrónico.