Una de cada cuatro familias asegura que sus hijos han sido víctimas de bullying en alguna ocasión

Este miércoles hemos presentado el III Estudio sobre la percepción del bullying en España junto a Totto. Te contamos las llamativas conclusiones de nuestro análisis

Este jueves, 3 de noviembre, se celebra el Día Internacional contra la Violencia y el Acoso Escolar y, por eso, coincidiendo con esta significativa fecha, desde Totto, marca líder en mochilas y complementos, y Educar es todo hemos presentado el III Estudio sobre la percepción del bullying en España.  En esta ocasión contamos con la opinión de menores, padres y profesores. Uno de los datos más llamativos y preocupantes es precisamente el que encabeza este artículo: una de cada cuatro familias asegura que sus hijos han sido víctimas de acoso escolar alguna vez. Es una cifra que coincide con el mismo porcentaje de niños y niñas (25%) que reconoce haberlo sufrido.

Y es, también, un porcentaje similar al del ciberbullying. El 25% de los niños asturianos, castellanoleoneses y castellanomanchegos afirma haberlo padecido. El dato es significativo, teniendo en cuenta que la media nacional se sitúa en el 10%. Las chicas siguen siendo quienes más a menudo se convierten en objetivo del ciberbullying (un 12%), frente a los chicos (10%).

 

El teléfono móvil, un medio que potencia el acoso

En esta edición del estudio se ha puesto el foco en el ciberbullying, el consumo de contenidos violentos por parte de los menores, el uso que hacen de los dispositivos y cómo el teléfono móvil se ha convertido, según 8 de cada 10 españoles, en un nuevo medio que potencia en acoso. Es curioso que en la mayor parte de los casos los padres y madres reconocen que entregan un dispositivo móvil o un smartphone a sus hijos a los 10 años, hasta tres antes de la edad que estiman que es la adecuada para estar en posesión de uno.

La mayoría de padres y madres reconocen que entregan un dispositivo móvil o un smartphone a sus hijos a los 10 años, hasta tres antes de la edad que estiman que es la adecuada

Casi la mitad de los padres no activan el control parental

En relación con el punto anterior, hay que destacar que una vez que regala tecnología a sus hijos, hasta el 41% de los padres (casi la mitad de ellos) no activa el control parental en aras de aprobar y monitorizar los contenidos que consumen sus hijos en Internet. De hecho, si se suman los padres que lo tienen pero no lo utilizan el porcentaje asciende hasta el 65%. Los profesores también han mostrado su preocupación al respecto, porque el 85% de ellos considera que el hecho de que los padres no supervisen estos contenidos potencia sobremanera el bullying. Así nos lo ha contado tanto David Martín de la Morena, sociólogo y director de Investigación de IO Investigación.

Por su parte, Carmen Cabestany, presidenta de la Asociación No al Acoso Escolar, asegura que los indicaciones de detección del acoso por parte de las familias son “cruciales, ya que traspasan la realidad del contexto escolar y no tienen horarios. Entre los síntomas podemos destacar la ansiedad frente al ordenador o el nerviosismo y también la obsesión y esfuerzos por ocultar el contenido de sus dispositivos“. Es decir, la conducta y la comunicación corporal son señales a las que los padres deberíamos estar atentos.

La conducta y la comunicación corporal son señales a las que los padres deberíamos estar atentos ante un posible caso de acoso

Es curioso porque, pese a lo concienciados que parecemos los padres en cuanto a contenidos y a nuevas tecnologías, la realidad es que los adolescentes de entre 12 y 17 años pasan más de seis horas diarias conectados a las pantallas. Los fines de semana esta cifra asciende hasta las 9 horas.

 

4 de cada 10 jóvenes no cree que insultar por privado es acoso

Es llamativo que 4 de cada 10 jóvenes no tiene conciencia de que insultar por privado a otra persona sea acoso y el 23% de los menores no cree que difundir imágenes o vídeos de una persona en Internet sin su consentimiento sea ciberbullying. Sin embargo, de todos los encuestados, el 15% reconoce que en alguna ocasión se han burlado de ellos a través de las redes o de WhatsApp. Otro 12% reconoce haber ejercido ellos mismos el acoso a través de estas vías.

Una vez que esto ha sucedido, la mitad de los niños dice no haber recibido apoyo adecuado por parte de sus profesores y 6 de cada 10 niños reconoce lo mismo pero por parte de sus compañeros. Los padres están de acuerdo: el 70% cree que los colegios ocultan los casos de bullying a fin de evitar una imagen negativa. 

Esta investigación, dirigida se enmarca dentro del proyecto Totto Contra el Bullying y cuyo objetivo es promover la erradicación del acoso escolar a través de la sensibilización e identificación de buenas prácticas. En la presentación, celebrada en el espacio Bertelsmann, han estado, además, Macarena Mochón, víctima de bullying y autora de una obra de teatro sobre el acoso escolar; María Lázaro, autora del libro ‘Redes sociales y menores. Guía práctica’; y Santos Solano, doctor en Psicología Clínica y de la Salud. Esta presentación coincide, asimismo, con el mes de noviembre, en el que tiene lugar el Black Friday, que marca el inicio de las compras navideñas y en el que la tecnología es la categoría líder.

Picture of Lara Fernández

Lara Fernández

Periodista especializada en Educación y maestra de Educación infantil

Añade aquí tu texto de cabecera

Añade aquí tu texto de cabecera