loader image

Educar es todo

Herencia 1.4

7 herencias que puedes dejar a tus hijos

Descúbrelas respondiendo a esta pequeña encuesta:
 

NUEVO CURSO

Educación sexual desde la familia

Lara Avargues

Descubre las respuestas a algunas de tus preguntas:
¿Cuándo es el mejor momento para hablar de educación sexual?
¿Cómo conseguir que tu hija o hijo acepte su cuerpo tal y como es?
¿Cómo gestionar todas esas situaciones incómodas que están relacionadas con su sexualidad?

EXCLUSIVO PREMIUM

Nuestros últimos articulos

CURSO SOBRE "COSAS DE CASA"

Aprende a ver los conflictos como una oportunidad para educar

Aprender a gestionar los conflictos

Y tú, ¿formas un buen equipo en casa?

Te animamos a participar en la encuesta "Somos equipo" del Club de Malasmadres para conocer el reparto de tareas del hogar y del cuidado de los hijos y las repercusiones que esto tiene en la carrera profesional. Así pondremos sobre la mesa que, como nos decía Sonsoles Ónega, "en la tarea titánica de criar y educar hijos tienen que estar los dos".
Herencia 1.4

7 herencias que puedes dejar a tus hijos

Descúbrelas respondiendo a esta pequeña encuesta:
 

Y tú, ¿formas un buen equipo en casa? Participa en la encuesta del Club de Malasmadres

“Juntos es posible. El camino hacia la conciliación pasa por la corresponsabilidad. Luchar uno sin el otro no funciona, la ecuación no sale. Tenemos que ser complementarios, hacer equipo, repartir tareas y ejercer nuestra maternidad/paternidad en conjunto”. Con estas palabras, el Club de Malasmadres lanzaba ayer la encuesta “Somos equipo” `para conocer el reparto de tareas del hogar y del cuidado de los hijos y las repercusiones que esto tiene en la carrera profesional.  Te animamos a participar en esta encuesta para poner sobre la mesa que, como nos decía Sonsoles Ónega, “en la tarea titánica de criar y educar hijos tienen que estar los dos”. 

En tu casa, ¿quién se ocupa de llevar a los niños al parque, llevarlos al pediatra, estar al tanto de las cosas del cole o bañarlos? ¿Quién hace la compra, la comida o la colada? ¿Qué cambios has tenido que hacer en tu carrera profesional o en tu jornada laboral desde que tienes hijos? ¿Cada cuánto lees, vas al cine o sales con amigos? ¿Te gusta el reparto de tareas en tu hogar?  Todas estas preguntas las hace el Club de Malasmadres para poner el acento en que “la sociedad debe cambiar, la educación juega un papel importante y tenemos que educar a nuestros buenoshijos a ser corresponsables, pero predicando con el ejemplo. Debemos dejar de mirar de reojo al hombre que hace equipo y a la mujer que quiere avanzar en su carrera profesional. Ser madre o padre no debe suponer un freno”. Esta encuesta, en la que os animamos a participar, parte de la convicción de que no será posible una conciliación real sin una sociedad igualitaria, por lo que el Club de Malasmadres apuesta por la corresponsabilidad.

Y ¿cómo podemos construir esa corresponsabilidad en nuestras casas? ¿Cómo podemos avanzar hacia la corresponsabilidad en la sociedad?. En nuestra ponencia de Sonsoles Ónega, en la entrevista con participantes en la campaña sobre padres igualitarios de Papás Blogueros y en este post de Anna Kovacs en el Club de Malasmadres encontramos algunas claves:

1.- Librarnos de nuestro perfeccionismo: Sonsoles nos dice que: “todas esas exigencias están en la mochila de la mujer. Las recetas saludables, casar el menú del cole- con la cena de casa, las hacemos nosotras. Son las normas que asumimos en ese afán de perfeccionismo que tenemos para hacerlo todo bien”. 

2.- Querer delegar la responsabilidad: Sonsoles nos recuerda que cuando llega el bebé enseguida es la madre la qye asume de forma natural la mayor parte de las tareas de su cuidado. “Tú te preguntas: “Oye, que yo no hice prácticas de cuidar un bebé. Y lo hago. ¿Por qué tú no?”. Y anima a las madres de bebés a “cambiar la cuna de lado cada noche. Y verás cómo empezamos a corregir esa desigualdad del tiempo”. Sonsoles nos advierte que la igualdad depende también de nosotras, “nos lo tenemos que creer. Tenemos que hacer una pequeña cesión de soberanía”.

3.- No reprochar al otro lo que no hace o lo que hace de otro modo. Anna Kovacs dice en su post: “Tendemos a sobrecargarnos, a controlar en exceso, a hiper-exigirnos, a señalar todo lo que falta o no se hace. Mantener esa posición sólo alimenta la idea de que el otro no puede, y lógicamente queda en desventaja. Cada vez que no dejamos espacio para que el otro actúe lo descalificamos, lo ahogamos y lo despojamos de su valía. En un equipo cada uno tiene un cometido, que lleva a cabo a su manera. Podemos complementarnos, llegar a acuerdos, negociar, renegociar, ceder, dar lugar al otro y tolerar sobre todo la diferencia. Aceptar que hay otras maneras y que también son válidas. Remando hacia la misma dirección, con el mismo compromiso, con distintos modos”.

4.- Recordar, como nos dice el papá bloguero Carlos Escudero, que “criar y amar es cosa de dos, no solo de la madre”. Por eso, el Club de Malasmadres anima también a los buenospadres a completar la encuesta. Y el psicólogo Alberto Soler, que estará con nosotros el 17 de diciembre, sabe por su experiencia en consulta que “muchas personas que se arrepienten de no haber tenido un papel más activo en la infancia de sus hijos”, por lo que quizá es muy interesante y positivo para todos que los padres dejen de ver “como espectadores algo que les tocaría estar viviendo como protagonistas”, en palabras de Alberto. 

5.- Reivindicar que se valoren los cuidados. Nos dice Sonsoles: “Hay hombres que te dicen que se cogieron la reducción de jornada y le miraron muy mal. Implica un cambio social revalorizar el cuidado en las empresas, que levantemos la mano para decir que cuando estoy cuidando no me estoy escaqueando del trabajo”. Y hablando de que las medidas de conciliación solo se reconocen por ley hasta los 12 años de los niños, recuerda que “estas cosas ocurren porque nadie se ha preocupado de que esto sea un asunto de Estado. El día que comprendamos que la educación de nuestros hijos pasa por la prosperidad de las familias empezaremos a cambiar todo eso que está ahí fuera”.

6.- Reivindicar que se humanicen los horarios. Sonsoles nos cuenta que  “a los hombres que diseñaron esta querida España nunca les ha interesado llegar pronto a casa, es mucho más cómodo llegar a casa y encontrarse al niño duchado”. Y cuando la mujer se incorporó a este mundo laboral diseñado por estos hombres “ha asumido sin levantar la mano y como mucho tomando Lexatin esas reglas del juego que ya no valen”. Por eso, Sonsoles cree que ha llegado el momento de humanizar los horarios, porque “no quiero que la mujer conjugue el verbo renunciar; necesitamos que las mujeres lleguen arriba para cambiar lo de abajo”. Y cuenta cómo en algunos ámbitos en las que las mujeres han llegado arriba las reuniones ya no son a las seis de la tarde.

Y tú, ¿quieres formar un equipo corresponsable? ¿Quieres más corresponsabilidad en la sociedad? Deja oír tu voz participando en la encuesta, disponible hasta el lunes 10. 

NUEVO CURSO

Educación sexual desde la familia

Lara Avargues

Descubre las respuestas a algunas de tus preguntas:
¿Cuándo es el mejor momento para hablar de educación sexual?
¿Cómo conseguir que tu hija o hijo acepte su cuerpo tal y como es?
¿Cómo gestionar todas esas situaciones incómodas que están relacionadas con su sexualidad?

EXCLUSIVO PREMIUM

CURSO SOBRE "COSAS DE CASA"

Aprende a ver los conflictos como una oportunidad para educar

Aprender a gestionar los conflictos

Hazte miembro deEDUCAR ES TODO
premium

POR SOLO
1,50€AL MES

Iniciar sesión
Contraseña olvidada
Introduce tu nombre de usuario o correo electrónico y te enviaremos las instrucciones para cambiar tu contraseña a tu correo electrónico.