loader image

Educar es todo

En la vida (y en la educación de tus hijos), ¿te haces las preguntas adecuadas?

Andrea Zambrano, de AEIOU Coaching para Padres, reflexiona sobre la importancia de la pregunta para educar, como si fuera una luz que alumbra nuevos caminos y nuevas formas de hacer. "Lo cierto es que en la pregunta y en la curiosidad es donde reside la riqueza, la creatividad y la sabiduría para nuestros asuntos cotidianos"

SÚMATE A LA COMUNIDAD

Y recibirás semanalmente en tu correo nuestra Neswletter “Buenas ideas educativas”.

En la vida (y en la educación de tus hijos), ¿te haces las preguntas adecuadas?

Andrea Zambrano, de AEIOU Coaching para Padres, reflexiona sobre la importancia de la pregunta para educar, como si fuera una luz que alumbra nuevos caminos y nuevas formas de hacer. Preocupados por tener siempre las respuestas o las soluciones, quizá muchas veces no nos atrevamos a hacernos preguntas potentes para explorar rutas no transitadas. “Lo cierto es que en la pregunta y en la curiosidad es donde reside la riqueza, la creatividad y la sabiduría para nuestros asuntos cotidianos. Con las preguntas adecuadas podremos ver con claridad algo que quizás no conseguimos ver mediante la preocupación, el análisis o la reflexión”.

Hace ya un tiempo vi un reportaje de Kilian Jornet por televisión que en estas fechas me ha vuelto a venir a la mente. En él entrevistaban a Stéphane Brosse, un conocido  alpinista francés que le acompañó en la travesía del Montblanc y que desafortunadamente perdió la vida en ella. Me impactó una frase que dijo y que me pareció de una enorme sabiduría:

En la montaña hay que hacerse las preguntas adecuadas”

Stéphane Brosse

Wow, pensé! Esta cita es perfectamente aplicable tanto al deporte como a la VIDA en todo su conjunto. Y si pensamos en la educación de nuestros hijos  me parece de gran utilidad. Sin duda, hacerse las preguntas adecuadas es una de las claves del éxito personal porque éste dependerá de la calidad de las preguntas que nos hacemos.

“Si yo tuviera una hora para resolver un problema y mi vida dependiera de la solución, yo gastaría los primeros 55 minutos para determinar la pregunta apropiada, porque una vez, supiera la pregunta correcta, yo podría resolver el problema en menos de cinco minutos”.

Albert Einstein

Habitualmente invertimos mucha energía y esfuerzo en encontrar “la respuesta correcta” o la “solución adecuada” a los asuntos que nos preocupan, pero no en descubrir lapregunta correcta”. Nuestro sistema educativo también influye en este hecho porque se centra más en la memorización y repetición de respuestas que en la creación o búsqueda de nuevas posibilidades.

Esto también se ve reflejado en cómo educamos a nuestros hijos. Muchas veces nos centramos más en decirles lo que tienen que hacer (según nuestro punto de vista) o en darles nosotros “el recurso” que necesitan,  que en promover que sean ellos mismos los que creen sus propias soluciones o busquen sus propios recursos. De hecho, si lo pensamos bien, esto último es precisamente lo que necesitan de nosotros para poder ser autónomos, independientes y sentirse capaces.

La consecuencia de dar más importancia a la respuesta que a la pregunta es que a veces podemos sentirnos bloqueados o  tener la sensación de que no avanzamos y damos siempre vueltas a lo mismo. Incluso podemos darnos cuenta de que ello nos hace caer una y otra vez en los mismos patrones de conducta o en los mismos errores.

Como padre, ¿en qué situaciones te sientes así?   Si detectas alguna, quizás todavía no te has hecho la pregunta adecuada… (y en consecuencia, tampoco has encontrado la respuesta adecuada… )

Lo cierto es que en la pregunta y en la curiosidad es donde reside la riqueza, la creatividad y la sabiduría para nuestros asuntos cotidianos. Con las preguntas adecuadas podremos ver con claridad algo que quizás no conseguimos ver mediante la preocupación, el análisis o la reflexión. Esto es precisamente lo que hace el coaching:  lanzarte  preguntas potentes (impactantes, abiertas y que inviten a la reflexión)  para que tú mismo encuentres la respuesta  que estás buscando.

“ Cuando le preguntaron a Sócrates cuál había sido su logro más importante,  él respondió: “Les enseño a los hombres a preguntar” 

Roland Christensen

Y puesto que estamos hablando del poder de preguntar, sólo puedo acabar este post de una única manera: invitándote a experimentar el impacto de las preguntas potentes. Plantéate estas preguntas (y te invito a que te pares un momento a recibir cada una de ellas):

¿Qué es aquello que estás evitando en la relación con tus hijos?

¿Qué necesitan ellos de ti?

¿Te sientes perdido o bloqueado respecto a una situación? ¿Cuál es la pregunta que todavía no te has hecho?


 

Visita la web de AEIOU Coaching

Imagen de portada: Zara Walker /Unsplash

Andrea Zambrano

Andrea Zambrano

Coach educativo
+ INFO
CADA LUNES Y JUEVES DEL 10 MAYO AL 10 DE JUNIO DE 22:00h A 23:00h

Hazte miembro deEDUCAR ES TODO
premium

POR SOLO
1,50€AL MES

Iniciar sesión
Contraseña olvidada
Introduce tu nombre de usuario o correo electrónico y te enviaremos las instrucciones para cambiar tu contraseña a tu correo electrónico.