loader image

Educar es todo

SÚMATE A LA COMUNIDAD

Y recibirás semanalmente en tu correo nuestra Neswletter “Buenas ideas educativas”.

CADA LUNES Y JUEVES DEL 10 MAYO AL 10 DE JUNIO DE 22:00h A 23:00h

Las tres lecciones que nos enseña el núcleo estriado, una estructura cerebral, en educación

El núcleo estriado es una estructura cerebral que tiene un rol muy importante en las experiencias gratificantes y, por tanto, en la motivación. Solo por eso, creemos que es muy necesario conocer qué nos puede enseñar a la hora de educar.

El núcleo estriado es una estructura cerebral que tiene un rol muy importante en las experiencias gratificantes y, por tanto, en la motivación. Solo por eso, creemos que es muy necesario conocer qué nos puede enseñar a la hora de educar. El núcleo estriado es un buen conocido de nuestra comunidad, porque sobre su importancia nos ha hablado mucho Álvaro Bilbao en nuestra plataforma y en una de sus ponencias virales en nuestros eventos, donde ya nos indicaba que “el núcleo estriado es una estructura cerebral que se dedica exclusivamente a decirnos cuáles son las cosas que nos gustan, que nos emocionan en la vida”. Pero, ¿qué tres lecciones en concreto podemos extraer de su conocimiento? ¡Te lo contamos!

1. El núcleo estriado teje emoción y conocimiento

Los descubrimientos sobre el cerebro llegan a señalar que “sin esta estructura no sería posible generar conductas que entrelacen la emoción, la afectividad y la cognición, lo que quiere decir que es como “un tejedor” que se encarga de hacer que actividades tan delicadas y relevantes para la vida social y cultural de nuestra especie –como las tres anteriores– sean cuidadosamente ensambladas para generar los eventos funcionales y unificados que necesitamos para tener la riqueza lingüística y comunicativa que nos ha permitido –y nos permitirá– crear sociedades, ciencia y tecnología”.

Si el núcleo estriado, como dice Álvaro Bilbao, “se fija en lo que nos gusta, lo que nos atrae”, su función en educación es sin duda muy importante.

2. El núcleo estriado es adicto a las emociones fuertes

Este es el gran problema del núcleo estriado: le gustan tanto las experiencias gratificantes que puede llegar a “buacarlas compulsivamente como parte de una adicción”. Como señala Álvaro Bilbao en nuestra plataforma, el núcleo estriado “se deja embaucar por aquellas experiencias que son más intensas, haciendo que las que son menos intensas parezcan menos interesantes”. Como su capacidad es limitada, el núcleo estriado elige las experiencias en función de dos criterios: “la rapidez de la satisfacción y la intensidad de la satisfacción”. Por eso, si nuestro cerebro se ha acostumbrado a experiencias rápidas e intensas, las experiencias más reposadas le resultan poco interesantes. Es así como, si nuestro hijo o hija se pasa horas viendo YouTube o enganchado a los vídeojuegos, leer o una conversación tranquila se convierte en un rollazo.  Álvaro Bilbao lo expresa así de contundentemente en nuestra plataforma: “Cuando el cerebro de tus hijos se llena de experiencias de pantallas, deja de tener la capacidad de disfrutar de la vida”. 

3. La buena noticia: el núcleo estriado se puede educar

Del mismo modo que podemos educar nuestro paladar (y el de nuestros hijos) para saborear con gusto alimentos más sanos y no mostrar una preferencia exclusiva por el azúcar, la sal y los fritos, podemos educar nuestro paladar cerebral (el núcleo estriado) para poder saborear la vida, desde las pequeñas cosas hasta las emociones fuertes.  Álvaro Bilbao recomienda en nuestra plataforma que “ayudéis a vuestro hijo a seguir disfrutando de las cosas pequeñas, del día a día, y limitéis el tiempo y la intensidad de los estímulos que ven en las pantallas”. Por tanto, limitar el tiempo de pantallas, proponer planes al aire libre, fomentar experiencias más lentas como cocinar juntos, compartir un juego de mesa o charlar tranquilamente y con tiempo son las grandes enseñanzas que podemos extraer tras conocer cómo funciona el núcleo estriado. Limitando el tiempo de pantallas y exponiendo a nuestros hijos a experiencias más reposadas y variadas, concluye Bilbao, “ayudaréis a vuestro hijo a que siga saboreando la vida en todo su esplendor”. Es una lección bien importante, ¿no os parece?

Hazte miembro deEDUCAR ES TODO
premium

POR SOLO
1,50€AL MES

Iniciar sesión
Contraseña olvidada
Introduce tu nombre de usuario o correo electrónico y te enviaremos las instrucciones para cambiar tu contraseña a tu correo electrónico.