loader image

Educar es todo

#Propósito 9: Resaltaré sus virtudes y haré crecer su autoestima

“Es muy importante para su desarrollo emocional y su crecimiento como personas que se sientan seguros y capaces”, dice Begoña Ibarrola, psicóloga y autora de cuentos infantiles, que nos brinda ideas para empoderar a nuestros hijos.
hijos felices

“Es muy importante para su desarrollo emocional y su crecimiento como personas que se sientan seguros y capaces”, dice Begoña Ibarrola, psicóloga y autora de cuentos infantiles, que nos ofrece una reflexión sobre la autoestima y además, nos brinda ideas para empoderar a nuestros hijos, para que tengan el “convencimiento de que son valiosos y de que aunque se expongan a situaciones nuevas van a salir con éxito”.

 

Propósito 9

“La autoestima es la capacidad de sentirse bien con uno mismo y esta capacidad es la base de la convivencia. La autoestima es uno de los aspectos más importantes en el desarrollo del niño. Un niño que no se quiere a sí mismo, que se ve como alguien que no merece el afecto de los demás, que se compara con otros o que se siente un ser inútil, difícilmente podrá lograr un nivel de desarrollo adecuado en cualquier faceta de su vida y no podrá sentirse feliz. El primer elemento para la construcción de la autoestima pasa por la autoaceptación. Pero en los niños hasta los seis años, esa aceptación de sí, depende en exclusiva de la aceptación y valoración de los adultos con quienes convive. El concepto que tienen los padres de sus hijos juega un papel muy importante, ya que un niño se ve reflejado en los ojos y en las palabras de sus padres y creerá firmemente la imagen que proyecten de él. Confiar en uno mismo es un sentimiento del propio valor y la capacidad, por lo está relacionado con una buena autoestima. Supone creer en uno mismo, en lo que uno hace y en lo que es capaz de hacer bien. Provoca un sentimiento positivo y fomenta la ilusión y el optimismo. La confianza en uno mismo es fruto del convencimiento de que se tiene capacidad suficiente para resolver con éxito diferentes situaciones y que se puede ofrecer algo valioso a los demás, por lo tanto es consecuencia de la autoestima. El bebé aprende a medida que adquiere nuevas habilidades y estos logros son la base de la confianza en sí mismo. Dependiendo como respondan los adultos que le rodean, crecerá con una sensación de confianza en sus capacidades o todo lo contrario, en una sensación de impotencia que se suele traducir en una necesidad de que los adultos le hagan todo lo que estén a su lado en todo momento.

Cuando una persona confía en si misma demuestra que tiene una sana autoestima, que conoce tanto sus puntos fuertes como  también sus puntos débiles pero que confía en sus capacidades. Se pone metas y objetivos y se esfuerza por conseguirlos porque anticipa el éxito en la tarea, aunque necesite una dosis de esfuerzo para conseguirlos. No se compara con los demás pues sabe que todos somos diferentes y cada persona posee distintos talentos y capacidades. Un niño que confía en sí mismo suele ser optimista, pone su empeño en lo que se proponga y procura superar las dificultades que se le vayan presentando.

Si vuestro hijo tiene un adecuado nivel de confianza en sí mismo, se atreverá a superar retos, no se hundirá frente a un fracaso y si se equivoca, volverá a intentarlo. Por eso es importante que seleccionéis de forma adecuada sus experiencias, para que supongan un estímulo atractivo que le impulse al esfuerzo, pero que sean metas cercanas, en las que podamos anticipar una experiencia de  éxito.Pero la confianza de vuestro hijo en el mismo se debilita si le protegéis en exceso. El debe vivir sus experiencias con un margen de libertad, con supervisión por supuesto, pero sin sentirse agobiado y controlado en todo momento. Para ello es importante ofrecerle entornos novedosos e interesantes, animarle a hacer cosas nuevas y a probar experiencias que le enriquezcan.

Cuanta más alta es la autoestima y la confianza en uno mismo, más preparado estará vuestro hijo para enfrentarse a problemas y dificultades de la vida, para entablar con los demás relaciones enriquecedoras y ser generoso, respetuoso y benévolo”.

Ideas para ayudar a nuestros hijos a sentirse valiosos:

  • Hacerles ver que son seres valiosos, únicos, excepcionales, con un poder personal en su interior que nadie les puede quitar, con algo que aportar al mundo, muy valioso, que nadie más que ellos puede aportar.
  • Valorar sus aciertos y minimizar sus errores. “No pongas la señal siempre en aquello que se les da mal”, aconseja.
  • Desdramatizar los errores. Cuando empieza una cosa nueva lo normal es que no lo haga bien a la primera. Pero aun así sería necesario fomentar “que persistan, que se esfuercen por hacerlo cada vez mejor”. También es interesante que seamos “el modelo de que las cosas a la primera no suelen salir bien y que aunque nos equivocamos no perdemos la confianza en que a la segunda, la tercera o la cuarta lo podremos hacer mejor”.
  • Hablar desde bien pequeños sobre la autoestima, que “se construye haciendo ver que tienen talentos y capacidades pero que también tienen limitaciones. Y cuando se enfrenten a un problema en el que sientan sus limitaciones vosotros recordadles sus talentos”.
  • Formular críticas positivas. “Decirles “te has equivocado, pero estoy segura de que la próxima vez lo vas a hacer mejor porque en tu interior tienes esa capacidad”. Que todos vuestros mensajes, aunque sean de crítica, nunca sean de desvalorización de su autoestima”.
  • Hacerles “sentirse capaces de tomar decisiones”, incluso decisiones pequeñas cuando son pequeños (“¿qué chaqueta te quieres poner?”). Se trata de hacerles ver que contamos con su opinión y que nos parece valiosa.
  • Valorar el esfuerzo en lugar de valorar solo el logro. Si valoramos los esfuerzos de nuestros hijos, se animarán a esforzarse más y a explorar más, a probar más cosas nuevas. Si solo valoramos los logros, temerán el error y tal vez no se animarán a esforzarse o a probar cosas nuevas si no hay garantías de éxito.

 

“Con estas recomendaciones, fomentaremos un crecimiento emocional sano y un bienestar emocional que les va a acompañar durante toda su vida”, subraya Begoña.

Estas y otras ideas educativas de otros 30 expertos en educación podrás encontrarlas en la plataforma de contenido audiovisual que Gestionando Hijos ha creado para ti y a la que podrás acceder por solo 0,70 €/mes.

Porque tú quieres saber más para educar mejor.

Imagen de portada: Patricia Prudente /Unsplash

Hazte miembro deEDUCAR ES TODO
premium

POR SOLO
1,50€AL MES

Iniciar sesión
Contraseña olvidada
Introduce tu nombre de usuario o correo electrónico y te enviaremos las instrucciones para cambiar tu contraseña a tu correo electrónico.