loader image

Educar es todo

Herencia 1.4

7 herencias que puedes dejar a tus hijos

Descúbrelas respondiendo a esta pequeña encuesta:
 

Un recorrido por 10 aspectos clave que demuestran que
LA EDUCACIÓN PUEDE CAMBIAR EL MUNDO
y ayudarnos a cumplir los objetivos de desarrollo sostenible (ODS).

CURSO SOBRE "COSAS DE CASA"

Aprende a ver los conflictos como una oportunidad para educar

Aprender a gestionar los conflictos

Todo lo que debes saber sobre niños de alta demanda

Herencia 1.4

7 herencias que puedes dejar a tus hijos

Descúbrelas respondiendo a esta pequeña encuesta:
 

“Todos los niños son de alta demanda”, “las niñas y niños de alta demanda no existen” o “sí son de alta demanda es porque sus padres los malcrían”… solemos oír este tipo de comentarios y muchos otros cuando hablamos o tratamos con niños y niñas de alta demanda.

Por una parte, existe bastante confusión con el significado del término. Y, por otra, hay muchas personas bastante reticentes a aceptar que existen niños y niñas que, por unas causas determinadas, requieren de más atención o de otro tipo de cuidados.

Por eso en este artículo os vamos a explicar las claves que nos dio la psicóloga Úrsula Perona en esta serie de vídeos sobre niños de alta demanda, para que así podamos resolver todas las dudas que os pueden surgir en torno a este concepto.

¿Qué son los niños de alta demanda?

Como nos cuenta Úrsula, estos niños y niñas suelen tener más necesidades de atención, de cuidados, de contacto físico… en comparación con otros niños. La clave que diferencia a los niños de alta demanda es que tienen lo que en psicología se denomina un temperamento “difícil”.  La psicóloga explica que “el temperamento es esa parte de la personalidad que viene determinada biológicamente, está escrita en los genes”. “El temperamento se caracteriza por una serie de maneras de comportarse y rasgos de personalidad. Por lo tanto, un niño con un temperamento difícil va a ser un niño con unas características más complicadas”, añade Úrsula Perona.

Así pues, el primer mito que debemos desterrar es el de que los niños de alta demanda sufren una patología, pues esto no es así. Estos niños no sufren ninguna patología sino que tienen una serie de características que vienen determinadas por su temperamento.

  1. Problemas para conciliar el sueño, para dormir solos o para mantener el sueño
  2. Mucha necesidad de contacto físico y atención
  3. Muy sensibles a las críticas
  4. Ansiosos, preocupadizos
  5. Muy perseverantes
  6. Baja tolerancia a la frustración, se enfadan con facilidad
  7. Dificultad para jugar solos
  8. Energía arrolladora

¿Niños malcriados?

Otro mito del que nos tenemos que olvidar. Hay quienes piensan que las madres y padres de estos niños los están malcriando porque atienden a sus necesidades, que como hemos dicho son mayores que las de niños con temperamentos menos “complicados”. 

Como os hemos explicado, que sean niños y niñas de alta demanda no tiene nada que ver con el estilo de crianza de los padres, sino con su temperamento. Atender a sus necesidades en la medida que lo requieren significará que estamos siendo padres y madres responsivos, como nos explica el psicólogo Rafa Guerrero, y que estaremos dando respuesta a las necesidades (que no deseos) que nuestros hijos manifiestan.

Gestión emocional y autoestima

Como nos explica Úrsula Perona, “al tratarse de niños con cierta labilidad emocional, van a tener problemas a la hora de gestionar sus emociones”. Por eso van a necesitar nuestra ayuda para poder ponerle nombre a sus sentimientos, identificar las emociones en cada momento, saber relajarse, no explotar con rabietas, etc.

Todos los niños y niñas necesitarán la ayuda de sus principales figuras de apego en el ámbito de la gestión emocional, aunque los niños de alta demanda posiblemente necesiten aún más ayuda.

Con lo que respecta a la autoestima de estas niñas y niños, dado que suelen dar “cierta guerra”, suelen recibir críticas de su entorno que, normalmente, se centran en su forma de “ser” y no en su forma de “proceder”. Como siempre os decimos cuando hablamos de etiquetas, cuando etiquetamos a los niños en función a su manera de ser, ellos interiorizan esas etiquetas como parte de su personalidad que no pueden cambiar, por lo que repercuten directamente en la formación de su autoestima. Por estas razones, tenemos que realizar un trabajo y esfuerzo constante para ayudarles a forjar una autoestima fuerte que no se sustente en los comentarios que oyen sobre ellos, sino en quien realmente son.

Si quieres saber más sobre niños y niñas de alta demanda, no te pierdas la serie de vídeos de Úrsula Perona y Gestionando hijos sobre todo lo que debes acerca de este tema:

1. Qué es un niño de alta demanda
2. ¿Cómo identificar a un niño de alta demanda?
3. ¿Están malcriados los niños de alta demanda?
4. ¿Mi hijo de alta demanda tiene una patología?
5. Cómo tratar a un niño de alta demanda
6. Cómo gestiona las emociones los niños de alta demanda
7. La autoestima en niños de alta demanda
8. El sueño en niños de alta demanda
9. Ayudar a dormir a un niño de alta demanda
10. Rutina del sueño en niños de alta demanda
11. Encontrar el equilibrio con un niño de alta demanda
12. La atención en niños de alta demanda
13. ¿Cómo será un niño de alta demanda cuando sea adulto?
14. Las dos caras de los niños de alta demanda

Un recorrido por 10 aspectos clave que demuestran que
LA EDUCACIÓN PUEDE CAMBIAR EL MUNDO
y ayudarnos a cumplir los objetivos de desarrollo sostenible (ODS).

CURSO SOBRE "COSAS DE CASA"

Aprende a ver los conflictos como una oportunidad para educar

Aprender a gestionar los conflictos

Hazte miembro deEDUCAR ES TODO
premium

POR SOLO
1,50€AL MES

Iniciar sesión
Contraseña olvidada
Introduce tu nombre de usuario o correo electrónico y te enviaremos las instrucciones para cambiar tu contraseña a tu correo electrónico.