loader image

Educar es todo

#Propósito 10: le enseñaré que la vida es chula

La vida es chula… si te esfuerzas.

proposito10

 

Un recuerdo vívido que tengo de mi padre es una frase que solía decirme cuando me veía despistado o disperso,: “niño, estate a lo que estás”. Son pocas palabras pero que concentran uno de los aspectos más problemáticos que afrontan los padres actuales a la hora de tratar con sus hijos. La necesidad de hacerles ver  que la vida no es ese camino de rosas que muchas veces les hacemos creer, sino que está llena de inseguridades, incertidumbres e incomodidades. Que es una aventura plagada de obstáculos… y que precisamente eso es lo que la hace tan hermosa.

Educar a los hijos es ya una tarea lo bastante difícil como para complicarla aun más permitiendo que nuestra tendencia a la sobreprotección les prive de algunos recursos esenciales para conducirse por la vida. Si, en cambio, conseguimos inculcarles algunos conceptos básicos, tendremos recorrida una parte no pequeña del camino. Me estoy refiriendo a ilusión, talento y valentía. Tres elementos que les permitirán sortear todos las problemas que les salgan al paso, que les ayudaran a entender que, con todas sus dificultades –o que precisamente a causa de ellas­- la vida vale la pena vivirla, que la vida es “chula”.

Por ello hemos de transmitirles, con nuestro ejemplo, la pasión por las cosas, explicarles que ninguna aventura de la vida comienza con un “no”. El mejor favor que podemos hacerles a nuestros hijos es estimular su pensamiento crítico, que tengan la valentía para cuestionarse las cosas que los adultos nos empeñamos en venderles como inamovibles. ¿Por qué no contarles un cuento con un final diferente al habitual? ¿Por qué no sugerirles que inventen un nuevo final según su criterio? Seguramente nos sorprendan con el resultado.

Muchas veces los niños tienden a arrojar la toalla con demasiada facilidad. A la primera dificultad, ponen una mueca de disgusto y abandonan enfurruñados aquello que empezaron, lo dan por “imposible”. Un buen comienzo en el aprendizaje de que la vida de es chula es ayudarles a manejar esa frustración haciéndoles ver que no hay que confundir lo difícil con lo imposible. Porque cuando algo deja de ser imposible y solo es difícil, se abre todo un universo de posibilidades en forma de retos y ganas de aprender.

Es cuando entramos de lleno en lo que mi padre me quería decir con su “frasecita”: que, por mucho talento innato que se posea, en la vida nada se consigue sin esfuerzo, sin dedicar las horas que sean necesarias y sin poner en la tarea el foco preciso. Sin “estar a lo que estamos”.

Y es que “estar a lo que estamos” implica apasionarse, poner los cinco sentidos, esforzarse, superarse. Ese es el camino que podemos mostrar a nuestros hijos con nuestro ejemplo. Así les colocaremos en la rampa de salida de una vida compleja pero muy, muy  chula.

Texto escrito por Fernando Botella, CEO de Think&Action.

Hazte miembro deEDUCAR ES TODO
premium

POR SOLO
1,50€AL MES

Iniciar sesión
Contraseña olvidada
Introduce tu nombre de usuario o correo electrónico y te enviaremos las instrucciones para cambiar tu contraseña a tu correo electrónico.